Skip to main content

El buen francés facial y natural

El sexo oral es fantástico. Todos los hombre adoran las felaciones, uno de los actos sexuales más buscados por ellos y es que realmente es una de las prácticas más placenteras. A los hombres les encanta notar la saliva de la mujer sobre sus genitales, el roce de la lengua y el contacto visual, esos ojitos mirándolos mientras están en plena faena.

Hay varias formas de realizar un francés. Expertas como putas Madrid son expertas en realizar todas las modalidades y conseguir el placer máximo del hombre. Una de las variantes más buscadas y demandadas por ellos es acabar una felación en la cara de ellas. También existe el francés natural, la felación en su estado más puro ya que no se usa preservativo.

images

El francés facial y el natural son los más demandados por los hombres, así que si quieres saber más sobre estas dos prácticas, sigue leyendo.

Y es que la felación es todo un arte, con una buena felación se llega a un éxtasis sexual y a un orgasmo gracias a un juego de labios y lenguas. Vamos a ver en detalles el francés facial y el francés natural.

 

El francés facial

No hay nada que ponga más a tono a un hombre la idea de terminar una felación en la cara de su compañera, es una gran sensación de libertad y placer. Libertad sí, porque el orgasmo y el momento máximo puede llegar en cualquier momento sin estar pendiente de terminar en otro lugar, por lo que el hombre consigue disfrutar sin pensar en nada más.

 

Terminar sobre la cara de una mujer también proporciona una cierto sentido de dominación del hombre sobre ella. En palabras feas, es como firmar la obra de arte, dejar una huella personal sobre el precioso rostro. Es importante respetar siempre los deseos y los límites que quiera la chica con quien se practique el acto.

 

El francés natural

¿Cómo era una felación antes de la invención del preservativo? De esto se trata el francés natural, volver a los orígenes. Como bien indica su nombre, natural se traduce en no utilizar preservativos durante la felación por lo que el contacto de piel, labios y lengua es totalmente libre, sin intermediarios.

Es más que recomendable ducharse o limpiarse bien antes de realizar una felación natural, la higiene es más que importante. Una buena higiene proporciona un ambiente más seguro, cálido y sensual.

La clave es acariciar los genitales con las manos y con la lengua para luego introducir el pene en la boca. El contacto directo, el calor, la lengua sobre los testículos y sobre el pene traslada el hombre a otra dimensión en poco tiempo. Es una forma rápida de subir la temperatura pero, obviamente, también cuenta la maestría de las mujeres en realizar extraordinarias felaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *