Skip to main content
http://www.eulaliaroig.com/ masaje tántrico

Masajista erótico, ¿lo probarías?

Cada vez las mujeres somos más dueñas de nuestra vida sexual y no hay quien duda en hablar de ella abiertamente, en vivirla abiertamente. Chicas como las de la agencia de escorts universitarias catalanas viven plenamente su sexualidad, sin problemas. Y cualquiera puede hacerlo. El sexo está para que disfrutemos de él y hay muchas opciones que a menudo no exploramos, quizás porque no sabemos que están ahí. ¿Conoces los masajistas eróticos? Pues deja que te contemos un poco sobre ellos.

Un placer que tienes que probar

Un masaje erótico no es una forma encubierta de hablar de prostitución, ni femenina ni masculina. Los masajes eróticos profesionales son esos que dan un servicio de masaje y que ponen un colofón especial a la sesión de masaje para que la sesión sea del todo relajante.

Hay diferentes tipos de masajes eróticos. La mayoría tienen un punto de partida distinto a los masajes tradicionales de fisioterapeuta. El masajista será atractivo y te recibirá con poca ropa. Tu podrás estar en ropa interior, con toalla o desnuda según el tipo de masaje. El escenario suele ser una habitación amplia y con espejos, con un tatami en el suelo para que al masajista le sea cómodo acercarse a tu cuerpo. Algunos masajes especiales pueden hacerse en una bañera, con el relax añadido del agua.

Cuando un masajista empieza a trabajar tu cuerpo lo que busca es relajarte totalmente. Para eso empezará probablemente masajeando tus pies y luego subirá por las piernas y hacia la parte superior para trabajar cervicales, lumbares… pero sin dejar de lado tus zonas más sensibles. Un masaje erótico trabaja todo el cuerpo, por delante y por detrás, y mientras te están haciendo la sesión tienes opción de disfrutar también del cuerpo del masajista, de tocarle y de acariciarle y darle placer mientras él te lo da a ti. Cerca del final tus zonas erógenas ya habrán sido deliciosamente tocadas y el masajista terminará manualmente con un placer supremo para ti. Al fin y al cabo estos chicos manejan pero que muy bien sus manos…

Sin duda se trata de una experiencia única, interesante, estimulante, que todas debemos probar alguna vez (y repetir). El cuerpo es algo que hay que venerar y con un masaje erótico no hay duda de que se llega a cotas superiores de placer.

¿Y tú, alguna vez te has hecho un masaje

escorts

Los sentimientos de una escort

Trabajar como una escort no es vivir del cuento, es estar preparada para todo, sabemos cómo reaccionar ante cualquier proposición, hacemos disfrutar al cliente con cada movimiento, cada mirada, cada caricia y posición. Por eso me encanta mi trabajo, no sabes cómo ni cuando  tu cliente va a sorprenderte, desde por la mañana, mediodía, tarde, noche o madrugada.

En cualquier momento del día puede llamarme un cliente y de repente se puede encender una mecha dentro de mi, siempre suelo acertar aproximadamente la edad del cliente sólo por la voz cuando hablamos por teléfono. Empiezan a entrarme nervios en los momentos antes de verle, aunque parezca mentira, las escorts también tenemos sentimientos… A veces si el cliente es de buen ver y es caballeroso, puedo ponerme mucho más caliente de lo normal, me entra un calor por mi pecho, siento como mi corazón palpita más rápido, mi respiración es más cortada, y ese calor del pecho me va bajando lentamente hasta mi vagina. Muchas veces me dejo llevar por las peticiones del cliente, pero cuando estoy muy cachonda soy yo la que domino, y me encanta.

 

No todo lo que quieren es sexo

Ser chica de compañía es ser libre para decidir con quien trabajar y a quien satisfacer, puedes trabajar como una escort particular o como una escort de local como las de Blackjack que después de una buena partida de póker pueden alegrarte más aún la noche con sus cuerpos de ensueño. Sin duda para mí, ser una escort es de lo mejor que me ha podido pasar en mi vida, trabajo para mí, sin ataduras de horarios, a veces no hace falta ni tener que follar con un cliente, simplemente me quieren para ir a cenar, ya sea citas románticas o para fardar en cenas de empresa.

Si quieres ser una escort profesional y saber comportarse, debes saber de todo para poder hablar con el cliente de cualquier tema en cualquier momento, cada cliente es un mundo distinto, por eso las chicas de compañía profesionales deben ser algo más que un trozo de carne.

Congreso en Alemania

Hace un año aproximadamente mi empresa me mandó a un congreso en Alemania. Me mandaron a mi solo. Así que decidí recurrir a los servicios de una escort. Entré en una página de escorts en Barcelona que me habían recomendado www.universitariascatalanas.com. Puesto que había tantas posibilidades llamé al número de contacto que aparecía en la página y me recomendaron a Alexandra, una escort joven con unos ojos verdes que hipnotizaban.

Cuando llegamos se comportó con una profesionalidad impecable, llevó una vestimenta muy elegante y para nada quería llamar la atención. Por la noche cuando llegamos al hotel yo me relajé un rato en el sofá de la habitación de hotel que me había facilitado la empresa y apareció ella bastante ligera de ropa. Llevaba un conjunto de lencería que no dejaba nada a la imaginación. Se acercó sensualmente hasta el sofá en el que estaba yo sentado, se puso delante mío abriéndose de piernas y comenzó a besarme lentamente en el cuello. Yo hasta ese momento estaba cansado, pero recuperé todas las fuerzas sintiendo cómo esa diosa frotaba su cuerpo contra el mío.

Empezamos a hacerlo en todos los rincones de la suite del hotel, en el sofá, en la alfombra, en la cama, en la ducha… La implicación que ponía en el sexo me excitaba a niveles insospechados. Cuando terminamos por completo (ya que yo no daba más de mi por la noche tan salvaje que me había dado Alexandra) el poco rato que estuvimos hablando fue una conversación muy interesante, se notaba que tenía estudios; luego caí rendido de tanta entrega, claro.

Sin duda alguna el congreso fue mucho más ameno gracias a Alexandra, tanto dentro del congreso como con las actividades paralelas que hacíamos en mi habitación. Si vuelvo a tener un congreso lejos volveré a recurrir a Alexandra ya que cumplió con creces las expectativas que tenía sobre ella.

  • FECHA DE LA EXPERIENCIA: 17 de diciembre
  • NOMBRE DE LA ESCORT: Alexandra
  • VALORACIÓN ESTÉTICA DE LA ESCORT: 8,5
  • VALORACIÓN DEL SERVICIO CON LA ESCORT: 9,5

El placer de arriesgar

A todo hombre le gusta el juego, ya sea la brisca, el solitario, el póker o el blackjack. Muchos de ellos acuden a grandes casinos de las mejores ciudades del mundo como Las Vegas, Mónaco, Londres o Barcelona, para jugar al póker y obtener grandes cantidades de dinero.

Pero para ganar mucho dinero siempre hay que arriesgar gran parte de tu propio dinero y con esto exponerse a caer en una quiebra personal muy peligrosa, que puede convertirse en una espiral de deudas y problemas donde es muy difícil poder salir.

Por suerte en estos grandes casinos se puede disfrutar de grandes lujos, como restaurantes con estrellas Michelin, los mejores cocktails que existen y sobre todo de buenas compañías, en este caso chicas de compañía que hacen de tu experiencia en el casino y sus hoteles inmejorable y nunca podrías imaginar el placer que puede resultar tener tal compañía.

 

En Blackjack siempre ganas

Si te gusta el juego y las chicas de compañía, Blackjack es tu lugar. Podrás elegir tantas chicas de compañía como cartas hay en una baraja de póker, satisfarán todos tus deseos, dejarán que les hagas lo que quieras y lo que el momento te brinde, sin límites, todo lo más excitante que puedas imaginar. Podrás cumplir tus deseos más calientes y sensuales, abre tu mente y deja que tu cuerpo fluya en un ambiente desinhibido y tórrido, lleno de placer y satisfacción con estas magníficas escorts profesionales.

Miradas, sonrisas, caricias, roces… Todo cuenta, el único límite lo pones tú y tu imaginación. Descúbrete a ti mismo, explora tus emociones y saca tu lado más salvaje con estas preciosas chicas de compañía, vive el momento, aprovecha cada segundo, satisface tus deseos más profundos, sé libre.

fetiche escorts

Chicas de compañía extremas

Ser ama de sado en Cleopatra me ha hecho descubrir nuevas maneras de dar placer al cliente, desde pequeños azotes, hasta dar latigazos, ir subiendo de nivel e ir cada vez más fuerte (siempre que el cliente esté dispuesto) me pone más cachonda. Someter a una persona a tus deseos sexuales, usar objetos y obligarle a satisfacer mis necesidades más íntimas es algo que pocas personas están preparadas para vivir.

Muchos clientes acceden a probar este servicio pero pocos son los que aguantan un nivel alto de BDSM ( Bondage, Disciplina, Sadismo y Masoquismo). Piensan que es algo para tomarlo a broma, pero es una práctica sexual que requiere cierta capacidad para aguantar las técnicas sexuales más bestias, no todos aguantan el simple hecho de estar atado y ser golpeado o experimentar posturas sexuales extremas.

 

Sado, arte moderno

El sado, mejor llamado BDSM, es una práctica  que se ha dado a conocer hace pocos años, ya que empezó a hacerse conocido en el año 1990 gracias a internet, donde se querían complacer deseos eróticos, de manera práctica y extrema.

El mundo del BDSM, suele ser un mundo tan grande como las personas que lo practican. Las escorts estamos acostumbradas a hacer un servicio como chica de compañía y el sado lo practicamos pocas veces ya que los clientes piden otros servicios, pero las amas o amos que practican un BDSM profesional saben cómo complacer a una persona, y se puede hacer de mil maneras, tantas como el deseo y la imaginación de la dominatrix y su sumiso/a dicten.

¿Truco, verdad o sexo?

Somos mayorcitos ya y en algo tiene que notarse. Seguramente recuerdes cuando tenías quince o dieciséis años y por las noches, con los colegas, cuando una botella de alcohol conseguida de algún modo que no es preciso mencionar, ya había corrido por los vasos de los presentes… entonces os ponías a jugar a eso de “truco, verdad o beso”. Casi todos lo hemos hecho y era excitante la posibilidad de robar un beso a esa persona que nos gustaba, o que ni siquiera nos habíamos planteado que nos gustara pero… algo surgía, cosas de la adolescencia.

Ahora esos tiempos han pasado y en algo tenemos que notar las ventajas.

Por eso la propuesta de este post. ¿Por qué no acabar las noches de fiesta con algo más? Por ejemplo cuando os juntáis unos cuantos colegas, quizás algunos conocidos de conocidos, y os entregáis al ritmo de la música. ¿Por qué no añadir algo más? ¿Por qué no poner una nota excitante que os despierte el interés (y algo más) a todos? Un juego de rol es perfecto para ello. Como cuando se juega a Strip Poker. Todos estáis de acuerdo y sabéis lo que hay sobre la mesa y, sobre todo, sabéis a qué terrenos os puede llevar la partida. La tensión y la excitación están en el ambiente. Por eso aquí hablamos de una versión actualizada del inocente “truco, verdad o beso”. Por el título del post te imaginas el final, ¿no? Muy feliz, por cierto. 😉

Parejas de juegos… y una escort

Aquí y ahora es el momento de jugar fuerte. Las niñerías quedan atrás para dejar que lo más adulto se adueñe de la sala. Con un juego así se empiezan confesando cosas light, se ríe, se bebe quizás, y la música y la situación acaban llevando a donde la timidez no te dejaría llegar. ¿Te vas a quedar fuera? Este tipo de juegos no son para cualquiera. Ni son para tímidos/as. Todos debéis estar dispuestos a apostar fuerte.

Y para rizar el rizo… ¿Qué tal contar con los servicios de una escort? ¿No te lo has planteado antes? Piénsalo. En plena juerga, alguien llama al timbre y vaya si merece la pena abrirle la puerta. Quizás haga un striptease, quizás la noche os lleve a pedirle algo más. Quizás ahora uno ahora otra queráis disfrutar de sus encantos… y quizás acabe siendo …

¿Cansado/a del sexo? ¡Jamás con una escort!

El sexo es una cosa que no nos podemos quitar de la cabeza. Porque lo hacemos tanto como quisiéramos, porque quisiéramos hacerlo más veces al cabo de la semana, porque hay situaciones que no sabemos por qué pero tienen una erótica que nos quita el sentido… Y las escorts, entre estos potentes reclamos del sexo.

Sea como sea el sexo es un asunto que mantiene entretenida a nuestra mente y, si tenemos suerte, a nuestro cuerpo.

Sin ir más lejos la celebrity, modelo y empresaria Kim Kardashian tiene mucho que decir en este aspecto. En la presentación de la nueva temporada de su reality ‘Keeping Up with the Kardashians’ la estrella decía que estaba “agotada”, que había tenido sexo “como 500 veces al día”. Sin duda eso es pensar en sexo y llevarlo a cabo bastante más a menudo que la media, pero tales declaraciones se enmarcan en el intento de Kardashian por quedarse embarazada de su pareja Kanye West.

 

Escorts como terapia de pareja

Para otras parejas sin embargo la líbido parece haberse evaporado, o eso es lo que indica el vox populi. Cuantos más años juntos pasa una pareja, parece que menos deseo sexual se mantiene en el ambiente. O lo que es lo mismo, es probable que uno (o los dos) se hayan cansado del sexo con esa persona que conocen quizás demasiado bien. Si ése es tu caso hay un remedio muy eficaz: ¿por qué no introducir una escort en la pareja? Cierto es que hace falta tener mucha confianza con la pareja y delimitar qué va a significar y qué no, pero los servicios de las chicas de compañía son tan calientes y satisfactorios (te lo aseguro) que es casi imposible que no rebrote esa llama entre vosotros. Una escort puede ser el elemento nuevo, y experimentado, que haga volver la excitación más pura a vuestra cama (o a vuestra cocina, o al suelo de vuestra entrada). Dejáos llevar y disfrutad del sexo más caliente e innovador por el que sólo una escort va a saberos llevar… hasta llegar a la cima del placer.

Esa experiencia y el recuerdo de la sesión de sexo increíble con una escort va a ser sin duda un gran aliciente que caliente las noches más frías… y podéis repetir tantas veces queráis con una escort, porque el sexo siempre ha sido …

Valeria y Paola, la experiencia de mi vida

Hace ya un tiempo decidí llevar a cabo dos de mis fantasías más profundas, estar con una escort y hacer un trío. Me puse en contacto con http://www.eulaliaroig.com/ y me sugirieron a Valeria y a Paola, dos chicas jóvenes universitarias. Paola cumplía con una de las características que más me pueden excitar en una mujer… tenía el pelo rojo.

Puesto que el servicio incluía habitación para dar rienda suelta a la pasión, me acerqué con el coche al lugar donde se había acordado la cita. Cuando llegué a la habitación me encontré a las dos chicas, en una cama de 2×2 tumbadas sensualmente.

Una vez estaba ya limpio me invitaron a meterme en la cama. Me tumbé boca abajo en la cama y una de las chicas me echó aceite corporal por la espalda. Mientras una, Valeria, me daba el masaje, Paola se sentó delante mío. Impresionado por la perfección de esas infinitas piernas, me di cuenta de que comenzaba tocarse a menos de 5 centímetros de mi cara, invitándome a que prosiguiera yo. Realmente el masaje duró poco rato

Evitando dar muchos detalles sobre la noche se puede decir que ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Las increíbles sensaciones que te hacen sentir estas dos chicas no se pueden describir. Qué forma de implicarse tanto conmigo como entre ellas para excitarte hasta puntos impensables.

Sin duda alguna es totalmente recomendable el servicio de estas dos chicas, tanto por su apariencia estética como por la facilidad de realizar la reserva y de concretar la cita.

  • FECHA DE LA EXPERIENCIA: 21 de Febrero
  • NOMBRE DE LA ESCORT: Valeria y Paola
  • NOMBRE DE LA AGENCIA: Eulalia Roig
  • WEB: http://www.eulaliaroig.com/
  • DIRECCIÓN: apartamento privado
  • TELÉFONO DE CONTACTO: en la web
  • TARIFAS APLICADAS: las que aparecen en la web
  • DETALLES DE LA AGENCIA: fácil de reservar, prestan ayuda para escoger a la escort que más se adapte a tus gustos
  • DETALLES DE LA ESCORT: fotos y descripción en la web
  • VALORACIÓN ESTÉTICA PAOLA: 9
  • VALORACIÓN ESTÉTICA VALERIA: 8,5
  • VALORACIÓN DEL SERVICIO: 9

 

hotel agencia escorts Eulalia Roig

¿Cómo funciona una agencia de escorts?

hotel agencia escorts Eulalia RoigUna escort no es lo mismo que una prostituta. Mientras que a las prostitutas las puedes encontrar en rotondas o en garitos y clubs sin ningún glamur, las escorts son la viva imagen de la elegancia. Muchas de ellas trabajan para agencias de escorts, como la agencia barcelonesa Eulalia Roig, que lleva más de diez años en el negocio. Las tarifas no están al alcance de todos los bolsillos, aunque no es eso lo que las diferencia de las demás mujeres que ofrecen sexo y placer por dinero; son acompañantes de lujo, distinguidas, cultas y que ofrecen un servicio de compañía que, a pesar de que es lo más habitual, no siempre el servicio termina en una sesión de sexo.

Para contratar los servicios de una escort o acompañante de lujo se suele recurrir a anuncios privados o a agencias de escorts como la ya mencionada Eulalia Roig. Lo más habitual es que la agencia cuente con una página web en la que se puede consultar las chicas que ofrecen sus servicios a través de la agencia. Algunas agencias, como Eulalia Roig, también recogen los servicios que ofrecen sus chicas para que los clientes tengan una idea de lo que pueden pedir. En Eulalia Roig, por ejemplo, se ofrecen servicios sexuales a discapacitados físicos, así como servicios de tríos, escorts para parejas…

Las escorts que eligen trabajar mediante una agencia suelen hacerlo por motivos de comodidad y de seguridad, así que suele haber trámites previos a la hora de contratar los servicios y también durante el encuentro, como anticipos, llamar a la agencia cuando la escort llega al lugar del encuentro… Además, es habitual que la agencia especifique que lo único que ofrece son servicios de compañía y que, en el caso de que haya sexo, es algo casual. Como hemos dicho, hay personas que llaman a agencias como Eulalia Roig con el único objetivo de conseguir compañía para eventos sociales, aunque  lo más habitual es que quien recurre a agencias de escorts, sobre todo cuando son reconocidas, como Eulalia Roig, es para tener sexo de pago.

 

escorts

Fiestas a lo grande: ¡siempre con escorts!

Coger un diario y leer sobre la reciente fiesta de cumpleaños de tal o cual futbolista de élite es casi siempre sinónimo de leer sobre una fiesta montada en una exclusiva discoteca cerrada sólo para ese evento. Es leer de cantidades de botellas del mejor champagne y los mejores licores gastados en cantidades que la mayoría de nosotros no nos podríamos permitir sin estrangular nuestra cartera el resto del mes… Es leer sobre la hermosa compañía femenina que siempre acompaña a los futbolistas y a la gente de relevancia. Como ha sucedido más de una vez con políticos internacionales, que no renuncian a rodearse de bellas jóvenes para celebrar fiestas privadas donde el sexo es el plato principal.

Las chicas de compañía o escorts deberían ser el plato fuerte de las grandes fiestas, de las fiestas que no reparan en gastos ni en horas de cierre. O también de los grandes eventos entre amigos, por qué no, ya que la compañía de una escort vale cada céntimo que pagues pero no es para nada tan caro como a primera impresión pudiera parecer. Sólo tienes que consultar páginas web como http://www.universitariascatalanas.com para ver que estas chicas de infarto y habilidades más allá de lo que la imaginación alcanza… están más al alcance de lo que parece.

Escorts de Barcelona o de Madrid como las de Universitarias Catalanas son la mejor compañía que podrías traer a cualquier fiesta. Son refinadas, discretas y todo lo calientes que podrías desear para un fin de fiesta por todo lo alto. ¿Aún no te has decidido por tu escort? Pues deja que sus perfiles en páginas web como la que te indicábamos te convenzan. Deja volar la imaginación y haz que ese sueño de tres rombos se convierta en realidad. Con una escort, siempre.