Skip to main content

Cómo grabar un vídeo porno casero sin hacer el ridículo

Una gran manera de condimentar tu vida sexual es hacer un video casero travieso y picante. Hacerlo puede ser tremendamente divertido, placentero y muy sexy. Sin embargo, lo más divertido viene después, cuando tú y tu pareja miráis el vídeo juntos y eso os conduce a repetir esas mismas escenas sin cámaras… Pero cuidado, antes de darle al Play debes tener en cuenta varias claves, porque de lo contrario vuestro vídeo porno casero puede convertirse en un ridículo vídeo cómico. Ahí van esas 5 claves:

  1. Antes que nada, habla con tu pareja. Asegúrate de que se sentirá cómodo o cómoda antes de empezar la grabación. Y jamás, bajo ningún concepto, grabes un encuentro sexual con alguien sin su conocimiento ni consentimiento. No sólo es ilegal, también es muy irrespetuoso. También puedes pactar algunas posturas por si os quedáis en blanco.
  1. Ten muy claro que no sois profesionales. No necesitáis comprar ni equipos de grabación sofisticados ni focos. Cualquier cámara de vídeo o cámara web os servirá. Tampoco te preocupes por conseguir grandes tomas, la gracia de un vídeo porno casero es, precisamente, que es casero. Coloca la cámara en un lugar donde pueda grabar toda la acción y ya está, no te compliques más la vida.
  1. Actúa con naturalidad. No hagas ni caso de la cámara, compórtate como lo haces habitualmente cuando haces el amor. Recuerda que el vídeo lo haces para ti y tu pareja, por lo que tienes que mantener la teatralidad al mínimo.
  1. Ten cuidado donde se almacena la grabación. Si se graba en video o DVD, nada más acabar la grabación guárdalo en un recipiente cerrado, como un baúl o similar. Si lo registras utilizando una cámara web, copia el archivo en un CD, un DVD o cualquier otro soporte extraíble y bórralo inmediatamente de tu ordenador. No lo guardes nunca en un sitio de fácil acceso
  1. Lo más importante, diviértete con él. Hacer un video porno casero puede ser muy divertido, pero a veces la parte más agradable es ver el producto terminado, y después la diversión que viene a continuación.

 Si tu intención a la hora de hacer el vídeo es colgarlo en la red, puede que estos consejos no te sirvan de mucho. En este caso tienes más margen para la improvisación y la teatralidad. Incluso puedes innovar grabándote con unas Google Glass al estilo de Pornogafas. Tú decides, pero hagas lo que hagas, disfruta.

Dafne Scorts

Curiosidades e información relacionada con el mundo de las escorts en http://aescorts.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *