Skip to main content
La escort Michelle

La escort Michelle te deja nuevo

Hay una chica nueva en la agencia de escorts barcelona que se llama Michelle. Es colombiana y su tarjeta de presentación es de lo más variado, así que me planteé el reto de probar algo que no estuviese en su “currículum”.

Llevaba un par de semanas de durísimo trabajo, así que solicité sus servicios para que me diese un masaje erótico en la habitación del hotel, donde me hospedo habitualmente, cuando voy a Barcelona. Tras la solicitud a la agencia escorts, recibí la confirmación inmediatamente, y me quedé algo sorprendido, pues no estaba eso en su agenda, así que me preparé para recibirla.

La escort Michelle

Puse unas toallas sobre la cama, subí la temperatura del aire acondicionado y me quedé con los sleeps como única ropa. Al momento llamaron a la puerta y la invité a pasar. Michelle es una morena espectacular, supersimpática, de estas chicas que a nadie deja indiferente aunque no diga nada, pues su sonrisa lo dice todo.

Enseguida le indiqué la puerta del baño y pregunté si me volvía a duchar. No cariño, me dijo, si lo has hecho ya. Túmbate en la cama. Y obediente, me acosté en la cama para comprobar su maestría.

Al momento noté sus manitas húmedas sobre mi espalda. Me preguntó por el mando de la música y comenzó a frotarme de manera muy reconfortante, sumidos en la música ambiental del hotel. Cuando me encontraba relajado, me pidió que me diese la vuelta para continuar con el masaje erótico de cara a ella.

Cuando la miré ya estaba desnuda, con unas tetas de talla 95 bailando casi a la altura de mi cara y se sentó sobre mis muslos. Seguidamente me frotó el pecho y empezó a besarme en el rostro, luego me lamió los pezones, entonces fue cuando noté un perfume agradable que manaba de nuestros cuerpos.

Pasó sus manos por mi abdomen e iba tocando levemente mi pene para situarlo a su antojo. Serpenteó hasta mis pies y terminó por untar mis piernas. Nada más acabar los pies, acercó su carita dulce hasta la mía y comenzó a restregarse de cuerpo entero contra mí.

Al instante, noté una gran erección, pero ella me frenaba cada vez que intentaba poseerla. Continuó deslizando sus tetas por mi cuerpo y llegando al pene, lo situó entre las tetas para hacerme una cubana, con tan gusto, que llegué a correrme sobre ellas.

 

Dafne Scorts

Curiosidades e información relacionada con el mundo de las escorts en http://aescorts.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *