Skip to main content
escort

Masturbación, la mejor ‘autocomplacencia’

El origen de la masturbación tiene unas raíces muy profundas. Tanto es así que la Biblia, por raro que parezca, es el primer lugar en el que se recoge la práctica: Onán derramó su semilla… Y se discute si se trató de una masturbación o de una eyaculación precoz, pero lo que está fuera de duda es que este personaje fue el que puso nombre al “onanismo” o práctica de autosatisfacción.

Pese a su antigüedad, pese a que textos de referencia como la Biblia la recojan, la masturbación es algo que parece estar confinado al ámbito de la intimidad. Mucha gente es la que la practica en la privacidad de su habitación pero no son tantas las personas que se atreven a hablar de ello en confianza, en el círculo de amistades por ejemplo.

En cierto modo aún está mal visto socialmente reconocer que tanto hombres como mujeres se masturban, y no debiera ser así. Porque la masturbación conlleva muchos beneficios. Como el sexo en pareja, es un buen remedio en lo físico y en lo psicológico. Pero aún así sigue siendo tabú. Por eso para determinar cuánta gente se masturba se hizo una investigación en Estados Unidos en el año 2012, de la mano de los sociólogos de la Universidad de Chicago. Ellos entrevistaron a más de 3.000 estadounidenses, hombres y mujeres, entre los 16 y los 60 años de edad y les hicieron la siguiente pregunta: “¿Se han masturbado en los últimos doce meses?”. Y las respuestas quizás sorprendan. Sólo 4 de cada 10 mujeres reconocieron masturbarse, mientras que entre los hombres fueron 6 de cada 10 los que respondieron con un “sí”. ¿Y qué nos dice, eso? Pues puede querer decir varias cosas. Que la creencia popular de que casi todos los hombres se masturban no es tan cierta. Que existe vergüenza a reconocer la práctica, ya que las entrevistas se hicieron cara a cara…

Sea como sea más de un médico ha reclamado el placer de la masturbación. Sin ir más lejos la doctora Joycelyn Elders, Cirujana General de Estados Unidos, daba un discurso sobre sexualidad ante las Naciones Unidas y afirmó que la masturbación “es algo propio de la sexualidad humana que debería de ser enseñado”. Pero no queda ahí la cosa. El mismo Estado que llevó a cabo el estudio reconoce oficialmente Mayo como el mes de la masturbación. La iniciativa fue de una empresa de juguetes sexuales pero los Estados Unidos lo han acabado institucionalizando.

onanismo
Gánate un título así: el esfuerzo vale la pena

Con todo esto si aún no te masturbas quizás debieras empezar a hacerlo. Proporciona un gran placer y ése ya es un gran reclamo, pero además está científicamente demostrado que comporta beneficios para la salud. En los hombres protege la próstata frente a infecciones y fortalece el sistema inmunológico. Para las mujeres los beneficios van desde reducir el dolor premenstrual hasta combatir las infecciones vaginales e incluso el dolor crónico de espalda.

La masturbación, pues, es un placer en todos los sentidos. No hay razón ni para seguir ocultando esta práctica ni para seguir reprimiendo la sexualidad, porque disfrutar es uno de los objetivos principales de la vida, ¿no? Si además comporta beneficios para la salud, ¿alguna excusa sirve aún para no masturbarse? Lo hagas en privado o con alguien, con tu pareja o con una escort, descubre la autocomplacencia porque es todo un universo. Y de sensaciones muy positivas, sobra decir.

Por cierto, que si aún no dominas los misterios de la masturbación una escort es una muy buena forma de empezar. Su cuerpo te va a servir de mapa de exploración y a la vez ella te va a ayudar (y mucho) a ahondar en tu anatomía y descubrir hasta dónde te pueden llevar un roce o una caricia. La palabra “placer” se va a quedar corta.

Fuente: Universitarias Catalanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *