Skip to main content
mejores posturas sexuales para la espalda cleopatra escorts madrid

Las mejores posturas sexuales para tu espalda

Generalmente, a la hora de practicar sexo, no pensamos en si las posturas que vamos a llevar a cabo serán buenas o perjudiciales para nuestra espalda. Hasta hace unos años, se decía que la posición de la cuchara y la cucharita reducía la tensión nerviosa y la carga en la columna vertebral, además de la posibilidad de sufrir hernias discales, pero se ha descubierto que no es la postura más beneficiosa. De hecho, la que mejor cuida de nuestra espalda es la posición del perrito, dado que implica un menor movimiento en la pareja.

En cualquier caso, profesionales del sexo, como Cleopatra escorts en Madrid, pueden recomendarte qué posturas practicar para que no te hagas daño y que, así, disfrutes plenamente del sexo.

¿Sabías que una hora de sexo podría llevarte a padecer meses de dolor de espalda? Muchas veces, no somos conscientes de lo que esta práctica, que al fin y al cabo, es ejercicio, puede suponer. En edades avanzadas o en casos de personas sedentarias, no es una locura decir que deberíamos calentar, o que hay que tener mucho cuidado de no forzarnos en una postura, por placentera que nos resulte sexualmente. En muchas personas, el dolor de columna ha reducido la frecuencia con la que practican sexo.

 

Mueve las caderas, no la espalda en tus posturas

Los profesionales recomiendan limitar el movimiento de la columna, que movemos más de lo que pensamos. En su lugar, vale la pena mover más las caderas y las rodillas.

En la postura del misionero, es aconsejable, además, colocar una almohada en las lumbares de la persona que se encuentre debajo, para evitar dolores de espalda.

Esto no significa, por supuesto, que no puedas seguir realizando las posturas que has hecho siempre y que mejor resultado te dan. La base del sexo es que lo disfrutes, sí, pero no valdrá la pena si te terminas lesionando. Por eso, tal vez puedas reducir el tiempo de posturas que puedan hacerte daño, o buscar una forma de llevarlas a cabo sin que supongan un riesgo para tu salud. Porque no sólo sufre la espalda; también es posible terminar con tendinitis en el codo, en la muñeca o en la rodilla.

Al final, lo importante es que goces del sexo plenamente y con seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *