Skip to main content

¿Qué puedes esperar de una fiesta privada de ‘swingers’?

Una fiesta swinger no es de entrada tan diferente a cualquier otra fiesta. Todo empieza de la forma más informal e inocente posible: gente charlando y pasando un buen rato yendo de aquí por allá, hablando con gente con una bebida en la mano o quizás metidos en el jacuzzi o la piscina. Si las cosas se ponen calientes, surgirán un montón de oportunidades para un encuentro sexual en alguno de los dormitorios o espacios reservados para los juegos sexuales, o incluso para unirte a una orgía. Normalmente, las fiestas swingers son abiertas y quienes acuden están predispuestos a aceptar a nuevas incorporaciones; en el caso de que no conozcas a demasiadas personas en la fiesta, habla con el anfitrión para que te presente a los demás invitados.

swingers

Lo más normal en una fiesta swinger es que una pareja o incluso un soltero le pregunte: “¿Te gustaría ir a una de las habitaciones?”, “¿Quieres jugar?” o similares. No caigas en el error de creer que por estar en una fiesta swinger estás obligado a decir que sí a todas las propuestas. Dado que las mujeres bicuriosas o bisexuales son muy comunes en el estilo de vida swinger, es posible de que encuentres parejas que quieran experimentar tríos o que una mujer le pida a otra ir a experimentar a una sala. Es importante que hables con tu pareja del tema antes de ir a la fiesta para saber cómo vais a reaccionar delante de propuestas de este estilo. También hay que dejar muy claro si queréis buscar a otra persona para hacer un trío, si podéis experimentar por separado o si queréis participar en una orgía.

Hay que ser muy consciente de que, por definición, el swinging está destinado a parejas. Sin embargo, hay ocasiones en las que algunas de estas fiestas se abren también a solteros. Si lo que deseas es participar en el swinging de parejas sin tener parejas, tenemos una solución para ti: contratar a una escort. Aunque quizás no lo hayas escuchado antes, hay escorts que ofrecen el servicio de acompañarte a una fiesta swingerfingiendo ser tu pareja.

Lo principal a la hora de acudir a una fiesta swinger privada es tener muy claro lo que se busca y, sobre todo, sentirse cómodo. No está de más que tú y tu pareja establezcáis algún tipo de código para saber si queréis aceptar o declinar una proposición sin tener que discutirlo en el momento.

Fuente: Universitarias Catalanas

Dafne Scorts

Curiosidades e información relacionada con el mundo de las escorts en http://aescorts.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *