Skip to main content

Rocco Siffredi, el mito

rocoos i frediCasi todo el mundo ha oído hablar alguna vez de Rocco Siffredi. En una conversación relajada entre amigos, su figura puede salir a colación en relación al sexo. Frases como “¿Quién te crees? ¿Rocco Siffredi?”,  pueden surgir en cualquier momento. En la popular serie “Padre de familia”, uno de sus chistes hacía referencia al popular actor italiano: “Y en este momento, Rocco Siffredi se está tirando a una mujer que no ama…”.

Todo el mundo parece conocerle, pero la realidad es que no tantos han visto una de sus películas. Su nombre real es Rocco Antonio Tano y nació en 1964 en la región de Abruzzo en Italia. No sabemos muchos acerca de sus profesiones previas, pero con poco más de 23 años debuta en el cine pornográfico. Sus dotes interpretativas se fundamentaban en una herramienta de gran tamaño. Pero además, estaba capacitada para soportar el gran rendimiento de trabajo que se le exige a un actor porno. Gracias a ello, su fama aumentó a medida que facturaba películas pornográficas como churros. En la actualidad está a punto de superar las 1.400 películas. Si hacemos un rápido cálculo, podremos concluir que el bueno de Rocco ha estado con un número elevadísimo de mujeres. Y solo desde un punto de vista profesional. El actor italiano, una vez consagrado, dedicó sus esfuerzos también a la producción y dirección. Ha sacado libros, y ha explotado legítimamente su imagen. Lógicamente, con el tiempo su herramienta de trabajo fue necesitando más reposo. Hace unos meses hacía una aparición estelar en el programa Sálvame de Tele5. Y es que la figura de este actor ha alcanzado la leyenda del cine pornográfico más allá de sus fronteras. Pensar en un actor porno, es pensar en Rocco Siffredi. ¿Aun no has visto una película suya? Ya sabes que, en el mismo instante en que estás leyendo esto, es muy probable que Rocco esté haciéndolo con una mujer que no ama…

Dafne Scorts

Curiosidades e información relacionada con el mundo de las escorts en http://aescorts.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *