Skip to main content
putas-lujo-barcelona

3 rusas

Mi día a día suele ser estresante, trabajo en una agencia de riesgo financiero en el centro de Barcelona y desde que entro hasta que salgo no paro. Al final cuando llega el viernes a las 2 no tiene uno más ganas que de relajarse.

Mi costumbre es quedar con dos buenos compañeros de trabajo e irnos a comer y luego tomarnos unas copas. Uno de ellos, Michel nos dijo que podíamos hacer algo diferente, pero que sería atrevido y no tendría que saberlo nadie.

Pasamos la mañana del viernes intrigados sobre qué sería lo que nos iba a proponer, cuando llegó el momento, nos dijo que otro amigo suyo le había dicho de 3 putas rusas en Barcelona y que podía pasarnos su teléfono para pasarlo bien.

Lo primero que respondimos al unísono fue un ¡no!, pero luego nos prometió que nadie se enteraría y que ellas ofrecían sus servicios en un chalet de lujo a las afueras de Burdeos. La verdad es que tuvimos un debate como de una hora, pero sinceramente sonaba demasiado bien como para no animarnos.

Uno de nosotros tenía mujer e hijos, pero no quería perderse algo así y ellas vivían en Reims, por lo que no tenía mayor impedimento. Total, que las llamamos y quedamos para esa misma tarde noche. Una urbanización de lujo y a la entrada del chalet vimos una piscina enorme, cuando llamamos a la puerta una rubia que casi parecía un angel en la tierra nos abrió.

Sonrisas y entramos, otra morena y una pelirroja nos esperaban, las 3 de ojos azules intensos que iban elegantemente vestidas. Aprovechamos para charlar tranquilamente con ellas, llevaban 2 años en el país y como habíamos visto les iba muy bien.

Poco a poco empezamos a tener conversaciones subidas de tono y cuando quisimos darnos cuenta cada una estaba con uno en su respectiva habitación. Cuando estás con unas mujeres como estas solo debes relajarte y disfrutar, cuerpos de 10, elegancia…

Cuando salimos todos de allí fue con una sonrisa, sabíamos que habíamos estado en el paraíso y que ninguno olvidaría lo vivido en esa casa. Las tentaciones de repetir ahí están, pero de momento hemos sido fuertes, esto puede enganchar y mucho, como dice Robert, quizás para nuestros cumpleaños podamos hacer otras escapadas a este paraíso que es estar con una escort en Barcelona y disfrutar de sus encantos, que son muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *